Diferencias entre marihuana sativa e indica

 

Las plantas se clasifican de acuerdo a un sistema que se remonta cientos de años atrás. Cannabis sativa L. es el nombre de la especie de la planta de cannabis. Es de la familia de plantas conocidas como Cannabácea, que incluye otras plantas como el lúpulo y los almeces.

El cannabis puede subdividirse en dos subespecies principales sativa e indica. Hay variaciones entre híbridos de sativa e indica, y otra subespecie llamada Rudelaris que es menos común. Para el propósito de este artículo, vamos a centrarnos en las diferencias entre la marihuana sativa e indica.

La marihuana Sativa se originó alrededor del ecuador y se pueden encontrar en países como Colombia, México, Tailandia y varios países africanos.

La marihuana Indica se originó a partir de una mayor altitud y se pueden encontrar principalmente en países conocidos por su cultura de hash como Marruecos, Afganistán, Nepal y Turquía. Estas plantas son plantas más bajas y tupidas en comparación con su homóloga sativa.

Las cinco principales diferencias entre indica y sativa son:
Tamaño:
Las variedades Sativas siempre crecerán más alto que sus hermanas Indicas. He visto a sativas alcanzar seis pies de altura, mientras que las indicas tienden a quedarse bajas, en alrededor tres pies.

Efecto:
Como fumador experto no hay nada como un pegue sativo. Las sativas son como un buen vino que sabe aún mejor con el tiempo. He fumado sativas que han sido curadas por más de 2 años y el pegue no tenía techo, lo que significa que con cada cigarro que fumabas conseguías un pegue más y más elevado. Con las índicas creo que el efecto es bastante universal en todas las cepas. Por lo general es para sentarse y jugar Playstation. Dicho esto, las indicas tienen un efecto analgésico más fuerte cuando se trata de cannabis medicinal, por lo general las sativas tienen mayor cantidad de THC que CBD.

Sabor:
Las Sativas tienen una amplia gama de sabores frutales, como la Fruity Thai o Amnesia, a lo que se conoce como el sabor de orina de gato, que es un olor similar al amoniaco. Las índicas también pueden ser muy afrutadas, como por ejemplo en variedades Kush, así como sabores Skunk que se encuentran en híbridos.
Tiempo de floración:
Las Sativas pueden tardar mucho tiempo para ser cosechadas, he visto plantas tardar más de 20 semanas, fue una camboyana pura con las hojas más finas que nunca he visto. Con una sativa siempre se puede cambiar el fotoperiodo de 12/12 a 11 de luz y 13 de oscuridad para acelerar las cosas en las últimas semanas. Las indicas tienen un tiempo de floración más corto, la más rápida que he visto cosechar fue alrededor de los 44 días, era una cepa holandesa llamada Top44. Sin embargo, en general, las indicas están listar entre ocho y diez semanas.

Rendimiento:
En términos generales las índicas tienden a tener un mayor rendimiento que sus hermanas sativas. Sin embargo, hay excepciones. Antes, cuando yo estaba con Delta-9 Labs tuvimos una sativa que terminó en 14 semanas, pero tuvo un rendimiento que fue casi el doble que cualquier otra planta que teníamos. En el lado indico las cosas, la OG Kush tiende a ser de bajo rendimiento en comparación con algunas de las otras hermanas indicas que pueden ser mega rendidores.